• Laguna Chinancocha
    Laguna Chinancocha

    Valle al norte del Huascarán, en la Cordillera Blanca, Perú.

  • Ascenso al Nevado Ishinca
    Ascenso al Nevado Ishinca

    A la izqierda, el Palcaraju (6.110m) y a la derecha Ishinca (5.530m), Cordillera Blanca, Perú.

  • Ascendiendo al San Pablín Norte (5.240m)

    Sierra Nevada del Cocuy. Colombia.

  • En la cumbre del Chimborazo
    En la cumbre del Chimborazo

    Los amigos Gabriel y Eduardo cubierto de hielo (Enero 2012, Ecuador).

  • Volcán Cotopaxi (5.897 m)

    Travesía del laberinto de grietas en el descenso del Cotopaxi, Ecuador.

  • Sierra Nevada del Cocuy
    Sierra Nevada del Cocuy

    De izq. a dcha. Ritacuba Blanco, Picacho, San Pablines, Cóncavo y Pan de Azúcar. (Colombia).

  • Huayna Potosí
    Huayna Potosí

    Encima de La Paz, Bolivia.

  • Macizo del Condoriri
    Macizo del Condoriri

    Cordillera Real, Bolivia.

  • Frailejones debajo del Ritacuba Negro

    Sierra Nevada del Cocuy. Colombia.

  • Laguna de la Isla
    Laguna de la Isla

    Sierra Nevada del Cocuy, Colombia

  • Pan de Azúcar (5.180 m)
    Pan de Azúcar (5.180 m)

    Descendiendo de la cumbre. Sierra Nevada del Cocuy, Colombia.

  • Valle de Ishinca
    Valle de Ishinca

    Guía quechuahablante con burro, que carga nuestros morrales (Cordillera Blanca, Perú).

  • Camino real Guaduas - Honda
    Camino real Guaduas - Honda

    Ensamblado de Piedras.

  • Camino real Guaduas - Honda
    Camino real Guaduas - Honda

    Construido durante la Colonia por los españoles.

Está aquí: HomeAl inicioArtículos temáticosCalentamiento globalAvanza el cambio climático y el deshielo de los glaciares en Colombia

Explorando los Andes

Avanza el cambio climático y el deshielo de los glaciares en Colombia

Las Sierras Nevadas y los páramos son los más afectados

En un estudio reciente del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia para Naciones Unidas se revela la evidencia del impacto del cambio climático en el país.

El informe afirma : "Los datos de cambio de área glaciar en Colombia indican una rápida deglaciación especialmente en las tres últimas décadas, con pérdidas de 3 a 5% de cobertura por año y retroceso del frente glaciar de 20 a 25 metros por año. De persistir el calentamiento atmosférico y las tendencias actuales de derretimiento, es probable que en tres o cuatro décadas los nevados colombianos estén extintos o tan solo exista una muy pequeña masa glaciar en los picos más altos (Ideam, 2009)".

Aquí hemos resumido los apartes más importantes del informe respecto de los glaciares (ver Detalles).

"Por su ubicación latitudinal, los glaciares de la zona ecuatorial han sido considerados excelentes laboratorios para estudiar el calentamiento de la baja atmósfera, debido a la variabilidad climática de esta franja y a la consecuente susceptibilidad de masas de hielo ante estas variaciones. En Colombia los glaciares ocupan un área de aproximadamente 48 Km2, lo que corresponde entre el 2 y 3% de los glaciares tropicales en Suramérica.

 

El límite inferior de estos ecosistemas se encuentra desde los 4.700 a los 4800 m.s.n.m dependiendo de las características topográficas y climáticas locales. Actualmente se tienen seis masas glaciares o nevados, como se suelen llamar localmente, que están distribuidos en las cordilleras Central
(volcánica), Oriental (rocas sedimentarias) y en la sierra nevada de Santa Marta, esta última presenta las masas de hielo más septentrionales del país.

Los datos de cambio de área glaciar en Colombia indican una rápida deglaciación especialmente en las tres últimas décadas (Tabla 1.5), con pérdidas de 3 a 5% de cobertura por año y retroceso del frente glaciar de 20 a 25 metros por año. De persistir el calentamiento atmosférico y las tendencias actuales de derretimiento, es probable que en tres o cuatro décadas los nevados colombianos estén extintos o tan solo exista una muy pequeña masa glaciar en los picos más altos (Ideam, 2009).

Deshielo-glaciares_Colombia

Temperatura y precipitación
"Para realizar una evaluación complementaria del comportamiento de la lluvia y de la temperatura, el Ideam ha generado indicadores sobre algunas evidencias del cambio climático en Colombia, basados en el análisis de las series históricas de la precipitación acumulada diaria y de los extremos diarios de temperatura (mínima y máxima), utilizando el Rclimdex. Dicha herramienta es un programa estadístico desarrollado por el Centro Nacional de Datos Climáticos de la NOAA de los Estados Unidos que calcula índices de extremos climáticos para monitorear y detectar el cambio climático. También se analizaron las series de la temperatura media a través del cálculo de las tendencias.

Al examinar la información del indicador Prctot (precipitación total anual), generado por dicho programa, se encontró que en las estaciones de páramo (entre los 3000 y 4200 m) y cercanas a este piso térmico, hay una tendencia hacia la disminución de las precipitaciones anuales.

En los páramos también se encontró una tendencia a la disminución de eventos extremos de lluvia (asociados con aguaceros), contrario con lo evidenciado en los otros pisos térmicos, en donde, sin importar si la precipitación total anual disminuye o aumenta, en la mayoría d  las estaciones de los pisos térmicos cálido (0 a 1.000 msnm), templado (1.001 a 2.000 m) y frío (2.001 a 3.000 m), se encontró una tendencia al aumento de las precipitaciones con alta intensidad (Ideam-Benavides et al., 2007). Esto se encuentra acorde con lo publicado en el Cuarto Informe de IPCC (2007), que concluye que los eventos extremos de lluvias están aumentando."

Evidencia y tendencia de ablación de los glaciares
Por su ubicación latitudinal, los glaciares de la zona ecuatorial han sido considerados como un excelente laboratorio para estudiar el calentamiento de la baja atmósfera, debido a la variabilidad climática de esta franja y a la consecuente sensibilidad de estas masas de hielo ante las variaciones.

Los glaciares colombianos son sensibles y vulnerables a pequeñas variaciones en el clima y un reflejo de ello se ha observado durante los periodos de El Niño y La Niña. Durante El Niño, donde las temperaturas son mayores y la precipitación disminuye notoriamente en la región Andina colombiana, se han encontrado pérdidas casi del doble de lo normal, mientras que en periodos La Niña, con condiciones contrarias, se ha observado una disminución en la tasa de pérdida y, en algunos casos, pequeñas ganancias. Por lo anterior, el sistema glaciar no sólo refleja su dinámica como un producto del cambio climático, sino también de la misma variabilidad climática, convirtiéndose así en uno de los mejores indicadores planetarios para comprender las transformaciones biosféricas.

Actualmente, el límite inferior glaciar se encuentra desde los 4.700 a 4.800 m de altitud, dependiendo de las características topográficas y climáticas locales. El retroceso e incluso la extinción de glaciares en la Tierra han sido con frecuencia utilizados como un indicador del aumento de temperatura del pasado (Blair et al., 1996). Los modelos climáticos desarrollados a nivel mundial han sugerido que el control de la evolución de las masas glaciares está dado más por las temperaturas que por las precipitaciones.

Los nevados constituyen una reserva de agua, de donde surgen por fusión los nacimientos de algunos ríos. Los glaciares aportan agua para las cuencas hidrográficas deficitarias climáticamente: drenajes del flanco occidental de la Sierra Nevada del Cocuy (hacia la cuenca del río Chicamocha) y de los flancos sur y oriental de la Sierra Nevada de Santa Marta. También constituyen una fuente de aportes hídricos para cuencas de la vertiente occidental y oriental de la cordillera Central entre las cuales se encuentran los ríos Otún y Combeima, respectivamente.

Sin embargo, debido al bajo cubrimiento existente de los glaciares en Colombia, actualmente 47,1 km2
aproximadamente, y tomando como referencia el proceso de retroceso acelerado que vienen presentando, se puede inferir que los aportes de caudal a las cuencas no es alto y que cada vez aportan menos caudal a las corrientes de agua que alimentan. En la Tabla 4.4 se resumen las principales cifras relacionadas con la extensión de los glaciares tropicales.

Deshielo-glaciares_extension_AL


Adicionalmente, al considerar la coincidencia de que la mayor parte de las masas glaciares se desarrollan sobre estructuras volcánicas, en el país se han generado eventos catastróficos ampliamente conocidos. De los seis nevados actuales, cuatro presentan esta característica: Volcán Nevado del Ruiz, Volcán Nevado de Santa Isabel, Volcán Nevado del Tolima y Volcán Nevado del Huila. Las erupciones volcánicas y los sismos asociados con éstas, coadyuvan a generar la fundición del hielo y generación de flujos de tipo lahar; sus efectos como fusión violenta con disminución de la reserva hídrica y generación de flujos volcano-glaciares, afectan los valles de los ríos al dispersar su energía sobre los conos de piedemonte. Las avalanchas relacionadas con glaciares de montaña han generado grandes catástrofes sobre poblaciones; entre los episodios más nefastos se encuentra la destrucción de la ciudad de Armero en el año 1987, la cual dejó más de 20.000 muertos, y la avalancha del río Páez en el año 1994, la cual borró varias poblaciones, con un saldo de 1.600 muertos.

No obstante, a medida que avanza el proceso de ablación (fusión - retroceso) de los glaciares disminuye su amenaza frente a eventuales explosiones volcánicas por la menor disponibilidad de agua para generar flujos. Sin embargo, también disminuye la capacidad de regulación hídrica de las cuencas alimentadas por glaciares, en especial durante las temporadas de bajas lluvias.
En términos generales, todas las superficies de glaciares se encuentran expuestas a diferentes escenarios de aumento de temperatura, en el cual se esperan condiciones de 2°C a 4°C, más cálido de lo actual.

Los nevados o glaciares colombianos presentan una acelerada pérdida de área desde finales de la Pequeña Edad de Glaciar (1850). Los datos de cambio de área glaciar en Colombia indican una rápida deglaciación, especialmente en las tres últimas décadas (ver la Figura 4.12) con pérdidas de 3 a 5% de cobertura glaciar por año y retroceso del frente glaciar de 20 a 25 m por año. De esta forma, para el periodo 2002 a 2003, el área total de los glaciares era de 55,4 km2, mientras que para el lapso 2006 a 2007 la superficie apenas alcanzó 47,1 km2.

Deshielo-glaciares_evolucion-Colombia

De persistir el calentamiento atmosférico, y con las tendencias actuales de derretimiento, es probable que en tres o cuatro décadas estén extintos los nevados colombianos o exista una muy pequeña masa glaciar en los picos más altos.

Los extractos más importantes del informe puede descargar aquí: {quickdown:34}

Share

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Volver